Llámanos al teléfono: (477) 717 0139 info@grupohernandezalba.com

Más allá de dar promoción a tus productos y servicios o ponerte en contacto con clientes y proveedores, Internet es una valiosa herramienta de trabajo en equipo. Te presentamos algunas tendencias y opciones útiles para tu negocio. Si crees que tener Internet en tu empresa es sólo para brindar acceso a herramientas como el correo electrónico o para actualizar el portal institucional, es momento de cambiar de parecer.

El acceso a Internet en la empresa puede otorgar grandes beneficios si se tiene una estrategia adecuada. En un mundo inalámbrico centrado en datos no hay mejor tecnología que el Wi-Fi. Incluso se podría llegar a considerar que es una necesidad. Ya sea para mejorar la comunicación y operación al interior de la empresa, o para brindar un valor agregado a los clientes, el hecho de contar con Internet en el negocio es una ventaja competitiva que puede monetizarse a través de diferentes métodos. Por ejemplo, arrancando la conexión con información de la empresa u ofreciendo la conexión gratis a los usuarios a cambio de que ingresen datos de contacto como nombre y correo electrónico, para de esta manera formar una base de datos para desarrollar campañas de mercadotecnia. Otra estrategia es impulsar una conexión pública gratuita, en ese caso, varios negocios pueden hacerse cargo del mantenimiento de este servicio, con la ventaja de que las personas cercanas al perímetro verán las promociones y podrían tomar la decisión de visitarlos justo en ese momento. Además, esta práctica permite analizar el comportamiento de los clientes potenciales, las tendencias de consumo y así diseñar las mejores estrategias de acercamiento.

De acuerdo al tipo de negocio esta puede ser también una gran ventana de impulso a las ventas móviles, si el usuario ya está en línea y encuentra algo que le parece atractivo puede concretar una compra en tiempo real desde su equipo. Al interior de la organización los beneficios no son menores, con Internet es posible mejorar las operaciones e implementar herramientas de análisis de información para detectar las áreas de oportunidad.

El modelo de red social puede ser útil para las empresas, primero para mantener una comunicación constante y simple entre todos los colaboradores de trabajo de manera que cada uno conozca cuáles son los objetivos y trabajen en conjunto para alcanzarlos. También éste fomenta la interacción personal y en consecuencia la lealtad a la empresa, temas como cumpleaños, logros o acontecimientos importantes pueden ser tema de conversación apoyando a la conformación de un equipo unido y mejorando el clima organizacional. Las redes sociales corporativas permiten una comunicación simple y veloz así que es útil antes de lanzar alguna nueva estrategia, facilita a los empleados dar su opinión, proponer cambios y expresar sus dudas.

Digitalizar los distintos departamentos de la empresa es otra forma de mejorar la eficiencia, tener, por ejemplo, el área de inventario conectado a Internet facilitará el control. Cada vez que un empleado ingresa a esta área brinda información sobre lo que deja o saca y las cantidades disponibles de forma que se mejore la exactitud en el cumplimiento de las órdenes. Cuando la empresa tiene un servicio de entrega contar con red en los vehículos es una buena manera de mantener el control interno, y hasta de brindar mejor atención a los clientes permitiéndoles seguir el camino de su paquete.

Dar mayor libertad a los trabajadores también es una tendencia. Ahora que todos tenemos un pequeño computador personal en la mano los smartphones y las tabletas invaden los espacios de trabajo convirtiéndose en dispositivos que fomentan la productividad. El término BYOD (traiga su propio dispositivo, por sus siglas en inglés) representa una gran oportunidad de eficiencia, algo tan sencillo como tener acceso en tiempo real al correo corporativo sin tener que esperar a llegar a la oficina o poder hacer un presupuesto informado mientras se está con el cliente contribuye a tener un mejor desempeño.

Actualmente dos de cada tres empresas ya permiten que los empleados utilicen equipos propios, estudios afirman que con ello se obtienen ahorros de tiempo promedio de 37 minutos por semana, incluso se estima que para 2017 la mitad de las empresas ya no entreguen equipos a los trabajadores. Por supuesto este tema también implica riesgos de seguridad, por lo que es necesario contar con políticas y sistemas de protección, deben estar disponibles herramientas de colaboración que funcionen en todos los dispositivos del usuario, pero también sistemas de administración remota y localización, minimizando las posibilidades de robo de propiedad intelectual e información corporativa.

También vale la pena considerar que si se va a dar cabida en la red de la empresa a los equipos de los empleados el tráfico va a ser mayor y la velocidad en la conectividad podría verse afectada, así que es indispensable lograr un equilibrio entre la libertad de trabajar en equipos personales y los recursos que la empresa provee para ello.

Cuando se trate de compartir información y tener acceso sobre demanda a algún tipo de aplicación la respuesta es la nube. Una de las ventajas es que este esquema entrega herramientas de gran alcance a empresas pequeñas sin los altos costos que representaría la compra de una licencia. Con este modelo puedes almacenar y mantener segura tu información o aplicaciones, colaborar de forma remota con otros usuarios y contratar servicios bajo demanda, ahorrando hasta un 33% del gasto anual de TIC, de acuerdo con expertos.

La última recomendación es que no dejes que toda la información que serás capaz de obtener ser pierda, el Internet generará valiosos analíticos que sin duda transformarán de forma positiva a tu empresa.