Llámanos al teléfono: (477) 717 0139 info@grupohernandezalba.com

A continuación se describen seis sencillos pasos a considerar para asegurar el éxito en la creación de un sitio web:

  • Idea y estructura: Una vez que se ha tomado en cuenta qué tipo de idea o negocio son las que se van a promocionar por Internet, habrá que tener muy claros los servicios y/o productos, así como el alcance para poder ofrecer una experiencia de navegación y de compra al usuario única. De 2010 a la fecha, México ha sido parte de un crecimiento exponencial en la actividad de redes sociales, así como de compras en línea, lo que hoy en día se conoce como e-commerce. Conforme pasa el tiempo, los consumidores prefieren realizar compras por Internet y las compañías comienzan a apostar por este nuevo canal de venta.
  • Herramientas y recursos necesarios para atender las demandas Visualizar un plan de negocios donde la experiencia de compra sea agradable, será necesario para asegurarse de poder entregar los servicios a través de las herramientas esenciales.
  • Los clientes esperan una experiencia de compra única que se lleve a cabo de manera fluida y sin contratiempos y que garanticen su satisfacción en el proceso de compra.
  • Creación de un nombre: Ya definida la idea o el negocio, habrá que adoptar un nombre para darle un estilo y personalidad propia en Internet que comunique al consumidor la oferta con sentido. Lo más recomendable es que sea relacionado al ramo del negocio elegido y sencillo de recordar. Algunas recomendaciones para elegir el nombre son: un nombre amigable, corto, sencillo pero original.
  • Creación de un dominio propio: La identidad es parte fundamental para crear un negocio en Internet, por lo tanto registrar y comprar el nombre del dominio para identificar una idea o negocio es esencial. Al tener una identidad propia y un espacio en la inmensidad de la red las oportunidades se potencializan a diferencia de sólo contar con un local físico como negocio.
  • Administración de los recursos: Se debe administrar principalmente el inventario y los sistemas de gestión con el que se trabajará para asegurar la existencia del producto y, por ende, la satisfacción de compra en línea. También la relación con los proveedores será esencial para un buen funcionamiento del negocio.
  • Atención al cliente: Es muy fácil olvidar la atención a las personas cuando se dirige un negocio desde Internet, ya que no hay contacto cara a cara con los clientes.
  • Se vuelve una relación impersonal: Por lo mismo, hay que poner especial cuidado en su atención, tener procedimientos claros y dar seguimiento a los casos que se puedan presentar, ya sean positivos o representen oportunidades de mejora. Las redes sociales son muy efectivas y permiten tomar el pulso de las conversaciones que los usuarios tienen acerca del negocio.